La fibromialgia es un trastorno caracterizado por dolor musculoesquelético generalizado. Su origen es aún desconocido, pero se caracterizada por dolor crónico generalizado acompañado de fatiga, problemas de sueño, memoria y estado de ánimo. En España se estima que la prevalencia a esta enfermedad se sitúa en el 2,4% de la población adulta, siendo más común en mujeres que en hombres.

Actualmente, se ha descubierto que la fibromialgia puede estar asociada a algunos síntomas oculares, como visión borrosa, irritación o síndrome de ojo seco. Un nuevo estudio, llevado a cabo por investigadores de los Servicios de Oftalmología, Reumatología y la Unidad de ensayos clínicos del Hospital Universitario Dexeus de Barcelona, corrobora la relación entre la fibromialgia y el ojo seco.

“Los ojos son un órgano diana en la fibromialgia y suele manifestarse en forma de ojo seco neuropático, es decir, son pacientes con síntomas de ojo seco, pero en la exploración ocular no encontramos los signos característicos de esta enfermedad. Esto se debe a que el origen de las molestias no está en las lesiones de la córnea y la conjuntiva, sino en la afectación de las fibras nerviosas de la córnea”, afirma Carlos Vergés, jefe de los Servicios de Oftalmología.

Según este nuevo ensayo clínico, los síntomas oculares se presentan en más de la mitad de los pacientes, permitiendo corroborar la relación entre fibromialgia y afectación de las fibras nerviosas de la córnea mediante microscopía confocal. Sin embargo, hay que esperar a finalizar el estudio para analizar también la presencialidad de otros genes en los pacientes y observar si influyen en el curso clínico de la enfermedad.

Los investigadores del estudio esperan que con los resultados obtenidos se pueda contribuir a la puesta en marcha de tratamientos más específicos para tratar la fibromialgia, así como ayudar a un diagnóstico preventivo. “Habitualmente se utiliza para el diagnóstico una biopsia de piel, en cambio la microcospia confocal es una técnica no invasiva y reproductible que permite la valoración cualitativa y cuantitativa de las fibras finas y nos facilitaría el diagnóstico de la fibromialgia”, aclara la doctora González.


En Formación Alcalá tenemos diferentes programas formativos relacionados con los métodos y técnicas de rehabilitación física y fisioterápicas para la fibromialgia. Te invitamos a navegar por nuestra web y que conozcas nuestro cuidado catálogo en cursos y másters.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba